Black Power (México 68)

“Tuvimos la oportunidad de subirnos a un estrado donde nos iba a ver todo el mundo…”

885480b788d9cefea030f60b64f9e116

En la mañana del 16 de Octubre de 1968, Tommie Smith consigue un nuevo record del mundo en los 200 metros en las olimpiadas de México. Pero su hazaña, la que ha pasado a la historia con esta poderosísima imagen,  vendría un poco después, justo en el momento de recoger las medallas junto a sus dos compañeros de carrera.

La foto muestra el pódium de los 200 metros donde Tommie Smith(EEUU) ocupa el primer puesto, Peter Norman(AUS) el segundo y John Carlos(EEUU) el tercero.

En el momento en el que sonaba el himno, los dos americanos bajaron la mirada y alzaron sus puños vestidos con un guante negro, queriendo así solidarizarse con la población negra de estados unidos y la persecución a la que era sometida. Peter (AUS) quiso unirse a sus compañeros y colocó en su chaqueta un broche del movimiento anti racial queriendo de este modo dar visibilidad a la población aborigen Australiana que aun no tenía derecho al voto.

La chaqueta abierta de John recordando a la clase obrera, las cadenas al cuello en recuerdo de la esclavitud y los linchamientos y los pies descalzos de ambos, con calcetines negros, en recuerdo de los más pobres, redondean una imagen grandiosa.

Ambos corredores estadounidenses pensaban portar consigo guantes en cada mano, pero en el último momento John Carlos olvidó los suyos. Por eso en la imagen vemos las manos contrarias de ambos levantadas, al tener que compartir el único par de guantes que tenían.

Tommie y John fueron expulsados de la villa olímpica y sus carreras prácticamente terminaron. Norman(AUS) no volvió a ser convocado y además fue sancionado.

“Tuvimos la oportunidad de subirnos a un estrado donde nos iba a ver todo el mundo y nos manifestamos por todas las personas que no podían hacerlo”. “Norman nunca se arrepintió de habernos apoyado, era como nuestro hermano”.

Las de México del 68 fueron unas olimpiadas llenas de historia y controversia. Con un México aun convulso tras la matanza de Tlatelolco el 2 de octubre y el ambiente internacional aun humeante tras la primavera de Praga.

Mikel G. Otamendi

You may also like

Leave a comment